El triunfo en la Huelga de Nadie

Los sindicatos no pueden atribuirse el éxito de la huelga general. Fue un triunfo escrito en un lenguaje nuevo y genuínamente democrático: el de la indignación individual hecha fuerza a través de Internet. Los sindicatos, como los medios de comunicación, han perdido el monopolio de una presión que se expresa abrumadoramente y sin intermediarios a … Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.