“Todos somos culpables” y otros argumentos tóxicos (I)

Están por todas partes. Convenientemente disfrazadas de verdades absolutas, se cuelan con facilidad en las barras de los bares, las charletas de oficina y las conversaciones de sobremesa. Mil y una veces repetidas, irrumpen invariablemente en cualquier debate político envueltas en un halo de arrogancia que da a entender que no hay mucho más que hablar. Posiblemente … Sigue leyendo